Educación emocional

  • Educación emocional

    A la mayoría de las personas les cuesta expresarse con palabras cuando les preguntan sobre sus sentimientos y emociones : “¿por qué lloras ?”, “¿cómo es que pones esta cara de enfado?”,”¿me quieres?”, “¿qué dices,que tienes miedo de volver a casa sola? ,pero,¿por qué?”… A pesar de que como adultos tengamos dificultades para manifestar verbalmente lo que sentimos,hemos de tener presente que los sentimientos y las emociones son imprescindibles en la vida cotidiana del niño y de la niña,y forman parte de su proceso educativo.

    Este objetivo viene marcado por la necesidad de enseñar a los niños y a las niñas no sólo unos conocimientos específicos,sino también un conjunto de competencias que les permitan ser capaces de desarrollarse en situaciones diversas de su entorno.Por eso la inteligencia no sólo es conocimiento y capacidad de aprendizaje, sino también capacidad de adaptación al medio, al entorno más próximo,y capacidad de potenciación de una vida de relación y de tolerancia.

    Para poder entender la importancia de la educación emocional en estas primeras edades,creemos que es necesario definir qué entendemos por inteligencia emocional.Cuando hablamos de inteligencia emocional nos referimos a un conjunto de habilidades que nos permitirán relacionarnos mejor con nuestro entorno.Este conjunto de habilidades incluye el reconocimiento de los propios sentimientos,el control de las emociones,la automotivación, la empatía y la habilidad social.Es en la primera infancia cuando se modela la base para asimilar los hábitos emocionales y sociales fundamentales que se pueden manifestar a lo largo de la vida de los niños y niñas.Además, en el ciclo de 0 a 3 años es cuando las emociones son más naturales,sinceras y espontáneas,no están falseadas por la experiencia ni la vergüenza,y el vínculo afectivo que nos une con los niños y las niñas es más fuerte.Esta es la razón por la cual consideramos tan importante empezar la educación emocional en estas edades.

    Contenidos de la educación emocional :

    • Conciencia emocional: autoobservación y reconocimiento de las emociones (las propias y las de los demás ), comprensión de las causas y las consecuencias de las emociones,el lenguaje de las emociones y la expresión no verbal de las emociones.
    • Control emocional: manejo de las emociones,prevención de los efectos negativos de las emociones, desarrollo de emociones positivas, tolerancia a la frustración, autocontrol de la impulsividad, estrategias de control emocional: diálogo interno, asertividad, reestructuración cognitiva ….,y actitud positiva ante la vida.
    • Autoestima y emoción: autoconcepto,autoestima y autoaceptación,y desarrollo de expectativas realistas sobre uno mismo.
    • Habilidades socioemocionales: emoción y sociabilidad,clima social y trabajo en grupo,resolución de conflictos.
    • Habilidades de vida y bienestar subjetivo: habilidades de organización y desarrollo,habilidades en la vida familiar, social y escolar,habilidades de tiempo libre,y emociones y bienestar subjetivo.

    En Pequelandia tenemos en cuenta la importancia de esta educación y por ello,dentro de nuestra programación se incluyen una serie de actividades enfocadas no sólo a desarrollar destrezas escolares o intelectuales,sino también a desarrollar una serie de habilidades de la inteligencia emocional.