Qué hacer si tu hijo se pierde en la playa

julio 28, 2016

Los niños que se pierden en la playa tardan un promedio de media hora en ser encontrados. En la mayoría de casos, todo queda en un susto.

La ansiedad de no localizar a tu hijo en un sitio tan grande y tan lleno de gente como es una playa puede hacer que pierdas los nervios pero, como siempre en la vida, es mejor mantener la calma y ponerse manos a la obra para buscar al pequeño.

En España hay aproximadamente 10.000 kilómetros de costa con una gran variedad de playas repartidas por toda su extensión, en ellas se producen, según datos de la Cruz Roja, un total de 2.500 desapariciones. En algunas playas bañadas por el Mar Mediterráneo, debido a su gran afluencia de gente, se han llegado a registrar más de 10 desapariciones diarias.

Algo primordial para solucionar esta situación, en caso de que sucediera, es que el niño sepa qué debe hacer si se pierde: señalad un punto de encuentro previo, como la torre de vigilancia, y quedad ahí si alguno se pierde. Además, es necesario que hablemos con ellos antes de ir a la playa y que les expliquemos dónde, y a quién, acudir en caso de que se desorienten y no nos encuentren alrededor o no sean capaces de localizar el punto de encuentro. Es muy importante que dominen la ubicación del puesto de socorro y que reconozcan a los socorristas y dónde encontrarlos, así, en caso de que se pierdan, sabrán dónde acudir para pedir ayuda. Los niños deben conocer, también, qué tipo de información dar a estas personas: cómo se llaman, el nombre de sus padres, en qué hotel se alojan y, si pueden recordarlo, el número de móvil de papá o mamá.

Por otro lado, el protocolo a seguir en estos casos es clave. Acude a cualquier profesional del personal de servicios de salud de la playa y hazle saber todos los datos del pequeño: edad, físico, cómo es el bañador que lleva, si usa gafas, gorra… Se dará aviso entre los socorristas que comenzarán la búsqueda (en playa y en torre), lo normal es que la familia ya esté buscando al niño y que entre todos lo localicéis, por eso no suele llevar más de media hora encontrarlo. Cuando esto suceda se dará aviso por medio de la megafonía de la playa para avisar a los padres de que ha sido encontrado. Si tras el protocolo de búsqueda ha transcurrido una hora y no se ha encontrado al niño, se recurre al 112 que pone en marcha un dispositivo policial de búsqueda.

Consejos para la búsqueda de los niños en la playa

  1. Siempre dejad a un familiar junto a las cosas para que los pequeños localicen con facilidad el lugar donde estaban.
  2. Hay que seguir la dirección del oleaje ya que el movimiento del agua desplaza a los bañistas de forma lateral.
  3. Busca en dirección contraria del viento porque los niños tienden a buscar la brisa en su cara.

 

Escuela Infantil Pequelandia León

Fuente : Artículo publicado en Serpadres.es

La piel de los niños al solAjustar horarios para la vuelta al cole, ¡qué difícil!