Después de medio año, los cinco centros leoneses de este tipo que dependen de la Consejería de Educación vuelven a la actividad con controles “estrictos”.

La vuelta al ‘cole’ ya ha llegado para los niños y niñas de las cinco escuelas infantiles privadas de León que dependen de la Consejería de Educación. Y es que ayer fue el primer día de actividad de estos centros en casi seis meses, después de que sus clases quedaran interrumpidas a mediados del mes de marzo por la pandemia del Covid-19. Un regreso que garantizan que es “seguro”, apostando por “la educación de calidad y calidez”, dado que desde la Junta de Castilla y León se les piden mayores exigencias y pasan más controles que en las guarderías convencionales.

De este modo, estos cinco centros educativos de cero a tres años han tenido que elaborar unos protocolos específicos para volver a su actividad en los que se detallan todas las medidas higiénicas y sanitarias para el inicio del curso. Así, se contempla una nueva distribución del espacio y de actividades por turnos. También se “extremará” la ventilación de los centros y la desinfección de los materiales comunes y habrá nuevas normas, como la de que los padres no puedan acceder a las instalaciones, el control de la fiebre a la entrada y el cambio de calzado.

En torno a medio centenar de profesionales trabajan en estas cinco escuelas infantiles: Wiloby Land (León), Pequelandia (León), Pequepil (Onzonilla), Carlos María (San Andrés del Rabanedo) y Arco Iris (Villaquilambre). Todos ellos se han formado para dar respuesta en las aulas a la actual emergencia sanitaria y, ahora, piden la confianza de las familias. “Hay papás que han venido y están confiados y otros que están esperando a que empiece el curso la semana que viene y ver cómo evoluciona”, explica a este periódico Beatriz Labarga como portavoz de las escuelas infantiles privadas de León.

Hoja de ruta ante un positivo

En el supuesto de que algún niño o niña de uno de estos centros diera positivo en coronavirus, se avisaría a la familia y se aislaría al resto de su grupo de convivencia. De este modo, ante un determinado caso no sería necesario cerrar todo el centro. Todo ello viene detallado en el plan que estas cinco escuelas han puesto en marcha frente al Covid-19, el cual debe pasar por el visto bueno de Educación y es más “estricto” que el del resto de centros de educación infantil.

Por el momento, a pesar de estas mayores garantías para evitar contagios de Covid-19, en estos primeros días de actividad las escuelas infantiles privadas de León están notando una importante caída en el número de las matrículas. “Hemos empezado con pocos, pero esperamos ir recuperando la confianza. Algunos padres todavía no han formalizado las matrículas porque prefieren esperar y es normal que después de meses cerrados cueste arrancar”, valora Beatriz Labarga.

Fuente : La Nueva Crónica de León 02/09/2020

Apostar por la Educación Infantil es apostar por el éxito de los alumnosCómo aliviar los mocos y las flemas de los niños
Últimas noticias
Categorías
Contactar con Pequelandia

Contacto

Para hablar con las oficinas de Pequelandia León puedes contactar por teléfono:

987 24 27 64
¿HABLAMOS?
TV para padres
TV para Padres AMEI-WAECE