Cómo daña el sol a los ojos de los niños

junio 18, 2018

Tendemos a concienciar a nuestros hijos acerca de la importancia de proteger su piel de los rayos solares en verano, y nos olvidamos de una parte muy importante de su cuerpo: los ojos.

Las membranas de los ojos y la piel que los recubre es altamente sensible a la luz solar, sobre todo a los rayos solares menos conocidos y que se acumulan (como en la piel) en los ojos, produciendo a la larga daños severos. En este caso hablamos de la luz ultravioleta y la luz infrarroja.

Las radiaciones solares más peligrosas para los ojos de los niños

Te explicamos cómo daña el sol a los ojos de los niños, basándonos en la información y la experiencia de un experto en el tema: José Ramón carrasco, óptico optometrista y director comercial de Indo óptica.  Descubre todo lo que no sabías acerca de los rayos más dañinos para los ojos de tu hijo: los rayos ultravioletas y los infrarrojos.

La luz se puede descomponer en tres tipos de radiaciones: la luz visible (es lo que vemos habitualmente), la luz ultravioleta (que también puede ser dañina para la piel) y la luz infrarroja (es una parte más energética que también afecta a la salud visual). ¿Y cómo afectan este tipo de radiaciones al a salud visual de los hijos?

De qué manera daña el sol a la visión de los niños

1. La luz ultravioleta (UV): El sol emite este tipo de radiación en pequeña proporción, pero sus efectos son muy nocivos para la piel. Entre los rayos ultravioleta más conocidos están los rayos UVA, los UVC (más potentes que los rayos UVA y con capacidad de dañar el adn de la piel) y los UVC (que no consiguen traspasar la atmósfera gracias a la capa de ozono). La luz ultravioleta es un tipo de radiación acumulativa. A lo largo de los años se puede ir acumulando en los tejidos oculares. Puede producir en los ojos de los niños:

  • Conjuntivitis
  • Queratitis
  • Problemas en la retina
  • Catarata prematura en la edad adulta
  • Terígeno

2. La luz infrarroja (IRA): Es una radiación menos conocida, y la responsable, por ejemplo, de que sintamos calor cuando nos ponemos al sol. No se le suele prestar la atención necesaria a este tipo de radiaciones, y sin embargo es muy peligrosa, ya que es un tipo de luz que afecta a los tejidos de la córnea, el cristalino, etc… También afecta al tejido o epidermis de alrededor de los ojos. Es la principal causante, por ejemplo, de las arrugas de expresión que ya de más mayores tenemos junto a los ojos y que conocemos comunmente como ‘patas de gallo’. También es una radiación acumulativa que puede provocar en el futuro problemas visuales, sobre todo en ojos más sensibles y delicados como son los ojos de los niños.

En definitiva, los rayos solares pueden producir a la larga muchos problemas visuales. La luz ultravioleta afecta a todos los tejidos, y pueden producir a corto plazo conjuntivitis, queratitis, algunas inflamaciones en diferentes rozas del ojo… y la luz infrarroja puede producir también grandes daños, sobre todo en córnea y cristalino. de ahí la importancia de proteger del sol los ojos de los niños.

Escuela Infantil Pequelandia

Escuela infantil y guardería en León

Fuente : Estefania Esteban para guiainfantil.com

La doctora que alerta sobre los errores que cometes con la alimentación de los niñosConsejos para abandonar el pañal en verano
Últimas noticias
Categorías
Contactar con Pequelandia

Contacto

Para hablar con las oficinas de Pequelandia León puedes contactar por teléfono:

987 24 27 64
¿HABLAMOS?
TV para padres
TV para Padres AMEI-WAECE