Consejos para abandonar el pañal en verano

julio 24, 2017

Hay muchos padres que aprovechan el verano para quitarle el pañal al niño, principalmente por el clima y porque pasan más tiempo con él. Es importante, sobre todo, porque cuando dejan la guardería y van ya al cole, los niños deben ser autónomos para ir al cuarto de baño. Según los expertos de la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE), «el pañal está íntimamente relacionado con el control de los esfínteres». «Se trata de vaciar el contenido de la vejiga de forma voluntaria, cuando el niño tiene sensación de llenado. Esto constituye lo que se denomina “control del esfínter”. Este es un hábito básico de autonomía para que el niño realice un desarrollo social normal, y además adquiera una imagen positiva de sí mismo».

Muchos padres se preguntan cuándo deben comenzar el «proceso del abandono del pañal». Según la AMEI-WAECE, no hay una edad concreta para comenzar a entrenar el esfínter. «Depende del grado de madurez alcanzado en cada caso y que podemos observar por aspectos del lenguaje, de la evolución motora, de los procesos cognitivos, etc. Este grado de madurez nos indica el estado del sistema neurofisiológico y la capacidad de contraer voluntariamente el esfínter que posee el niño».

A su juicio, alrededor de los veinticuatro meses se puede comenzar el entrenamiento del esfinter, sobre todo en el caso de las niñas. «Tan perjudicial puede resultar pretender que realice el control antes de que su madurez lo permita, como retrasar en exceso el entrenamiento. En el primer caso, el niño puede frustrarse ante el aprendizaje, y en el segundo, los padres transmiten el mensaje de no creer capaz al niño de lograrlo con el consiguiente retraso en su independencia personal, además de lesionar su autoestima.

Un proceso breve

Otra de las preguntas que se suelen hacer los padres es cuánto suele durar el proceso. «Abandonar el pañal es un logro que el niño consigue después de un entrenamiento que requiere un poco de tiempo y dedicación por parte de los padres. Como todo cambio significativo, el niño lo vive como un conflicto y necesita ayuda para superarlo. No se puede pretender que el niño pida el pis sólo porque le quitan el pañal», indican desde la Asociación Mundial de Educadores Infantiles.

Hay que tener en cuenta, prosiguen desde la AMEI-WAECE, que este es también un momento importante para tener cuidado con los comportamientos que el niño puede tener para atraer la atención de los padres. «Las madres suelen conceder demasiada importancia al hecho de que el niño “haga pis adecuadamente” y sienten cierta ansiedad cuando no lo consigue. En la mayoría de los casos, cuando el niño se hace pis en el pantalón centra toda la atención de la familia, aunque sea una atención negativa en forma de riñas o descalificaciones. Si el niño obtiene demasiada atención por este motivo, le están indicando el comportamiento a seguir para conseguir la atención de los adultos inadecuadamente y lo utilizará cada vez que desee protagonismo», explican.

Los padres, concluyen, «no deben considerar un problema el hecho de que el niño moje el pantalón por estar absorto en el juego o porque retrase demasiado el momento de ir al baño. Deben tener en cuenta que, cuando manifieste el deseo de vaciar la vejiga, ocurrirá de inmediato. No conviene prolongar el tiempo porque falte poco para llegar a casa o por no haber un baño cerca, el pequeño no aguantará».

Consejos para padres

Niños y piscinas: diez mandamientos para evitar tragediasCómo evitar el golpe de calor en niños
Últimas noticias
Categorías
Contactar con Pequelandia

Contacto

Para hablar con las oficinas de Pequelandia León puedes contactar por teléfono:

987 24 27 64
¿HABLAMOS?
TV para padres
TV para Padres AMEI-WAECE