¿Preparado para dejar el pañal?

marzo 22, 2017

Es muy posible que hacia los 2 años tu hijo tenga la madurez suficiente para conseguirlo. ¿Cómo ayudarle?

El proceso del control de esfínteres es como el de aprender a andar o hablar: en todos ellos la maduración biológica es el factor determinante. Así, no es posible enseñar a un niño a andar antes de que esté preparado para hacerlo. Y lo mismo ocurre con el pañal.

Hay un momento en que el pequeño empieza a ser consciente de lo que ocurre en su cuerpo y es entonces cuando podemos ayudarle a familiarizarse con el orinal. ¿Tu hijo está ya en este punto evolutivo?

TE LO INDICARÁN ESTAS SEÑALES:

  • Te avisa cuando su pañal está sucio o justo cuando lo está ensuciando, o empieza a tirar de él para quitárselo.
  • Ya tiene cierto control fisiológico: permanece seco largos intervalos, o se levanta seco de su siesta o interrumpe lo que está haciendo justo antes de hacer caca.
  • Conoce palabras como pipí, caca, mojado, sucio… y las utiliza. El niño es capaz de entender frases como “siéntate en el orinal” o “¿tienes ganas de hacer pis?”.
  • Muestra interés por las partes de su cuerpo, como su barriga, su culete, etc. Siente curiosidad por lo que haces cuando estás en el baño y por lo que contiene su pañal.
  • Se muestra independiente (a veces) y le gusta hacer él solo cosas como quitarse una prenda, usar la cuchara, etc.

IDEAS ERRÓNEAS SOBRE EL CONTROL DE ESFÍNTERES

Para tener éxito en el proceso de dejar el pañal, deberás olvidar falsas creencias, como éstas:

  1. Los padres pueden elegir el momento para enseñar a su hijo a dejar el pañal. Quien “lleva el guión” del aprendizaje es el pequeño. En todo niño hay un afán por dar este paso, pero para que pueda comenzar el proceso deben coincidir una serie de condiciones favorables: su madurez biológica y emocional, su interés por hacerlo y la disponibilidad de sus padres para ayudarle. La función de éstos es acompañarle en el proceso.
  2. Prometerle un regalo puede ayudar al niño a aprenderlo más rápidamente.No, un niño cuyo cerebro aún no domina los músculos de los esfínteres no es capaz de aprenderlo. Querrá obtener el regalo, pero se frustrará al no poder conseguirlo. No es necesario prometerle nada, el hecho de depositar algo en el orinal es muy satisfactorio para el niño, es algo que le hace sentirse orgulloso. Y éste es, junto a tus elogios, su mejor regalo, igual que cuando dio sus primeros pasos andando.
  3. Una vez aprendido el control de los esfínteres, ya no tendrá ningún percance. No es así. Muchos niños sufren alguna que otra recaída, por ejemplo después de pasar por una experiencia impactante, como la llegada de un hermanito, una mudanza, el inicio del cole… En el control de los esfínteres influyen factores emocionales como la tristeza, miedos, tensiones… Lo mejor es que os mostréis comprensivos y pacientes. Suelen ser recaídas puntuales que el pequeño supera cuando asimila las experiencias emotivas.
  4. Todos los niños logran dejar el pañal de la noche a los 4 o, como mucho, los 5 años. No, muchos siguen mojando la cama. Este problema, llamado enuresis nocturna, se debe en un 85% a tener un sueño muy profundo. El niño está tan dormido que no percibe las señales de su cerebro. Hay tres métodos para ayudarle: sentarle en la taza medio dormido por la noche, despertarle para que haga pis por la noche o premiar las noches secas. Los tres sirven y son preferibles a negar el problema, pero el más exitoso es sentarle sin despertarlo en la taza. La mayoría lo superan así, sólo algunos necesitan la ayuda de un sistema de alarma (mira la página de direcciones) que se utiliza a partir de los 6 años.

Escuela Infantil Pequelandia León.

Guardería y preescolar en León

Fuente : Artículo publicado en la Revista Crecer Feliz.

Problemas con la comida en niños de un añoEl mareo, gran enemigo de los viajes en Semana Santa
Últimas noticias
Categorías
Contactar con Pequelandia

Contacto

Para hablar con las oficinas de Pequelandia León puedes contactar por teléfono:

987 24 27 64
¿HABLAMOS?
TV para padres
TV para Padres AMEI-WAECE